NOTICIAS y AVISO SOBRE CONSULTAS

CONSULTAS: POR FAVOR, NO DEJARLAS AL PIE DE LOS ARTÍCULOS COMO "COMENTARIOS", SINO REMITIRLAS DIRECTAMENTE A miguelricci2003@gmail.com - Y PODRÁN SER RESPONDIDAS CON EL DETALLE QUE SEA NECESARIO Y LA RESERVA ACONSEJABLE - MUCHAS GRACIAS.

sábado, 6 de diciembre de 2008

ESCRITORES DE LA LIBERTAD (Freedom writers)


Escritores de la Libertad

(Freedom Writers)

(se encuentra en videoclubes)


Una experiencia educativa real con un grupo de estudiantes imposibles que al principio no se soportaban entre sí y se convirtieron, gracias a una profesora, en una gran familia que les proporcionaba a cada uno de ellos apoyo y sentido de la identidad. Esta familia, a los que en principio sólo unía su falta de futuro, empezaron a llamarse con orgullo a sí mismos los Escritores de la Libertad.


Pensando en la educación de los adolescentes que viven situaciones muy difíciles, tanto personales como familiares y sociales en cualquier lugar del mundo, me atrevo a recomendar a los lectores de este blog esta película. Hasta hace un mes no la conocía, pero mi estimada colega la Profesora Alejandra Levrand, quien modera la página “¡CUIDADO! GURISES ESCRIBIENDO”- que ahora ha agregado "Y PENSANDO" hizo un comentario allí al respecto y verdaderamente, les cuento que es para ver, reflexionar y disfrutar.


FICHA TÉCNICA:

Dirección: Richard LaGravenese.

País: Estados Unidos / Alemania

Año: 2007.

Duración: 123 min.

Género: Drama.

Interpretación: Hilary Swank (Erin Gruwell), Patrick Dempsey (Scott Casey), Scott Glenn (Steve Gruwell), Imelda Staunton (Margaret Campbell), April Lee Hernandez (Eva), Mario (Andre), Kristin Herrera (Gloria), Jacklyn Ngan (Sindy), Sergio Montalvo (Alejandro), Jason Finn (Marcus), Hunter Parrish (Ben).

Guión: Richard LaGravenese; basado en el libro "The freedom writers diary" de Freedom Writers y Erin Gruwell.

Producción: Stacey Sher, Michael Shamberg y Danny DeVito.

Música: Mark Isham.

Fotografía: Jim Denault.

Montaje: David Moritz.

Diseño de producción: Laurence Bennett.

Vestuario: Cindy Evans.


LA PELÍCULA:

Escritores de la libertad está basada en una historia real que transcurre en Long Beach, en el Rodney King, el high school Wilson .El instituto se encuentra en una zona mayoritariamente próspera, pero los alumnos asignados al aula 203 son los clasificados como casos perdidos, imposibles de enseñar; un grupo de ‘intocables’ que deben superar todo tipo de circunstancias:pobreza, mala educación, historial criminal, drogadicción, padres en la cárcel, y dependencia de pandilleros.


Erin Gruwell es una profesora llena de ideales que escoge enseñar en Wilson para hacer un aporte a la sociedad y, en lugar de hallar un programa educativo basado en la igualdad de oportunidades, encuentra un clima de tensión racial, intolerancia, desesperanza y cultura de pandilleros en la que los chicos practican una conducta social de auto-segregación como forma de supervivencia. Esta actitud la muestran a través de la colocación de las mesas por sectores, creando una separación de forma automática, delimitando fronteras entre ellos, dividiendo el aula en diversos territorios y formando grupos separados y de espaldas a la profesora, en un gesto de desafío y de unidad con el propio grupo.


La misma Enrin Gruwell cuenta: “Son los chicos los que se segregan entre sí al llegar al instituto. Crean territorios en función de la raza, la pandilla, el lado de la calle en el que viven o el autobús en el que han venido a clase. Era desolador contemplar la clase y ver cómo eran ellos mismos los que creaban la separación” y comprende que tendrá que enfocar sus clases de un modo poco convencional. Un día intercepta una caricatura racista (un retrato de un estudiante afroamericano con labios y nariz exageradamente acentuados) y por primera vez pierde la compostura ante sus alumnos. Ofendida por el dibujo, Erin lo compara con las caricaturas de los judíos hechas por los nazis como forma de generar el odio racial que justificó el Holocausto. Luego se da cuenta de que pocos de sus alumnos saben lo que fue el Holocausto y comprende que tiene que encontrar una forma nueva de plantear sus clases para llegar a los chicos. “No sabían lo que era el Holocausto. Traté de explicarles el paralelo que existía entre la discriminación y el dolor, pero no entendían estos términos. Todos ellos habían sufrido discriminación pero no lo entendían cuando lo veían expresado con palabras. Empecé a gritarles, perdí el control por primera vez. Ya no era una persona simpática y animosa. Al verme tan airada, tan llena de pasión, me miraron y empezaron a pensar que iba en serio.”


Erin acierta en la estrategia de preguntarles cuántos de ellos habían recibido disparos, cuántos habían perdido amigos en tiroteos, cuántos tenían familiares o amigos presos... todos levantan la mano. Al ver cuánto tenían en común, las divisiones entre ellos comienzan a disolverse y se disponen a compartir, mostrar y comparar las heridas de guerra que tenían, de bala o de arma blanca. Erin ve cómo los grupos comienzan a hablar entre sí por primera vez, intercambiando sus historias bélicas. Hubo un momento de silencio, Erin se había ganado su respeto porque nadie en su posición les había hecho nunca esa pregunta. El hielo se había roto y Erin vio el efecto que les había producido hablar de las víctimas del Holocausto; fue entonces cuando se le ocurrió hablarles de “El diario de Ana Frank” y de otras historias sobre la intolerancia y las penalidades vividas por chicos jóvenes como ellos.


Deseosa de aprovechar el interés que había despertado en sus alumnos, comienza a proponerles materiales de todo tipo, desde “Noche” de Elie Weisel hasta las canciones del rapero Tupac Shakur. “Decidí no bajar el nivel, no consentirles como si fueran niños pequeños. Quería que vieran la relevancia de los textos que tenía en mi programa, ya fuera un soneto o un libro como “La Odisea”. Quería que los conectaran con su vida, que las palabras saltaran de la página impresa y cobraran sentido para ellos. Al principio no entendían qué tenían que ver con ellos Homero o Shakespeare. Pero debían entender que todos esos escritores habían vivido su propia odisea; quería que aplicaran esa lección a su propia experiencia, para validar lo que eran en la vida. Quería crear un puente entre los libros y su formación vital, enseñarles que la educación tiene una gran fuerza liberadora y es un instrumento igualitario. Estudiar no significaba que tuvieran que renunciar a sus valores propios, a su experiencia; pero era importante que entendieran que ahí fuera les esperaba un mundo de oportunidades".

Así surge en ella la idea de darles cuadernos para que se expresaran como quisieran, con un dibujo, un poema, o un diario escrito. Los resultados fueron asombrosos: por primera vez los chicos del aula 203 comprendieron el lugar que ocupaban en el mundo viendo que había alguien dispuesto a escuchar lo que tenían que decir. La intérprete Hillary Swank, que también es productora ejecutiva de la película comenta:


“Me parece increíble que Erin supiera ver el parecido existente entre Ana Frank y sus estudiantes. Ana sufrió a causa de su religión y cuando Erin vio que los chicos se identificaban con esto, pensó que quizá podría animarles a leer un libro y empezar a escribir algo. Quizá no hicieron un análisis de texto pero empezaron a escribir y en última instancia eso fue lo importante”.


Erin Gruwell no es una veterana profesora que redime a sus estudiantes; sino que profesora y estudiantes aprenden a colaborar y a respetarse mutuamente y son los chicos los que le enseñan a ser mejor profesora, le enseñan la realidad de su situación y ella los respeta y aprende cómo debe enseñarles, no situándolos en un plano inferior, sino respetándolos y comprendiendo lo honestos y puros que son a su manera. Erin apoya a los chicos hasta el final pero les hace comprender también que son ellos los que deben hacer el esfuerzo de cambiar sus vidas, los que deben desafiar y romper el patrón social que domina su historia, su familia y su posible futuro afrontando los temores que todos tenemos y vencerlos. Tras haber establecido un vínculo tan fuerte con sus alumnos en sus dos primeros años de estudios, Erin se rebelaba contra la idea de pasarle la clase a otro profesor. Sabía que la administración del instituto no apoyaría su idea de seguir dándoles clase en los dos años siguientes, así que le pidió ayuda al superintendente educativo, Dr. Carl Cohn.


Dada la naturaleza atípica del proyecto de Erin, el director y guionista Richard LaGravenese quiso presentar una visión imparcial del asunto, incluyendo todos los puntos de vista aunque no fueran favorables a la profesora: “El problema educativo es muy complicado. No quería ofrecer una visión maniquea, según la cual Erin tenía toda la razón y todos los demás se equivocaban. No existen respuestas simples y quería que la película lo reflejara”.


La actriz Imelda Staunton interpreta el complejo personaje de Margaret Vail, superiora de Erin y su principal rival. Como muchos profesores veteranos, Vail ve peligrosos los cambios y sólo sabe funcionar dentro del sistema existente. Dice Staunton: “Margaret lleva 30 años dando clase y es de la vieja escuela. Es buena profesora pero sigue unas pautas muy rígidas. No entiende lo que trata de hacer Erin y le parece arriesgado. En mi opinión el sistema educativo tiene demasiada burocracia y muchos piensan que si un chico no está a la altura de la media, no tiene sentido malgastar preciosos recursos en tratar de educarle. Erin desafía ese concepto y Margaret trata de impedírselo”.


Erin Gruwell se toma tan a pecho sus clases que se busca empleos adicionales con el fin de conseguir dinero para comprar libros o financiar visitas especiales de los alumnos. Tan ocupada está que no le queda tiempo para atender su matrimonio. Y aunque su marido Scott apoya su trabajo, al final no puede seguir su ritmo y deben separarse. Dice el productor Stacey Sher: “La tragedia de un héroe viene de todo lo que debe dejar atrás en su camino. Cuando Erin decide dedicarse por completo a sus chicos, debe sacrificar su vida personal”.


Hillary Swank añade: “Si un alumno te dice que quiere quedarse contigo acabadas las clases y te confiesa que no tiene ningún sitio adonde ir, no puedes decirle que lo sientes mucho y que se busque la vida. Si no tienen un sitio para hacer los deberes que les has puesto, tienes que proporcionárselo tú. Ese compromiso con sus alumnos le costó su matrimonio. A veces tu vocación te exige mucho y no puedes pedirle a otra persona que se sacrifique tanto como tú”.


La novedad en la realización de la película, consiste en que narra una historia real y el elenco se conformó con jóvenes que se presentaron a un casting, con mayor o menor experiencia interpretativa, pero que estaban inmersos en situaciones similares a las que debían protagonizar, por ejemplo: April Hernández interpreta a Eva, la joven latina que presencia un crimen que comete su novio y se ve atormentada por la culpa y el dilema de testificar en su contra. La actriz comenta: “La profesora les da los diarios para que se expresen en privado. Pueden escribir lo que quieran, y ella será la única en leerlo. Esos chicos sienten que siempre hay alguien juzgándolos pero esta situación es más cómoda: nadie va a evaluar su trabajo en función de la gramática o cosas así. Es una tremenda novedad para ellos”.


Dice Sher: “Al conocer el Holocausto, Sarajevo y otros conflictos horribles, los estudiantes empezaron a entender las consecuencias reales de la violencia y a apreciar mejor las posibilidades de la vida. La película habla de acabar con la intolerancia que está detrás tanto del genocidio como de los tiroteos callejeros y las guerras entre pandillas o de cualquier forma de racismo”.


LaGravanese añade: “Tendemos a despreciar a los chicos que no asisten a clase, o que suspenden, o que se confiesan incapaces de aprender. No damos el paso que Erin Gruwell supo dar: averiguar el por qué y conocer el tipo de vida que llevan en las calles, la pobreza y la violencia que sufren a diario. Tras leer sus diarios y escuchar sus historias te das cuenta de que es imposible que se preocupen por hacer sus deberes o por llegar puntuales a clase. He querido mostrar sus vidas y contar la historia de una profesora que supo escucharles y respetarles hasta el punto de llegar a plantearse cuál sería la mejor forma de enseñarles, en vez de permitir que se hundieran”.


Hilary Swank concluye: “La película habla de que hay que hacer un ejercicio de introspección, descubrir quién eres y tener el valor de afrontar tus temores y llegar a dar lo mejor de ti mismo. Habla del respeto a cada individualidad, porque en última instancia todos somos iguales, aunque creamos ser muy distintos”.


Fuente: Notas de producción © 2007 Universal Pictures


Comentario final:

Si afinamos la percepción, seremos capaces de descubrir en esta película que narra una historia real, muchas pistas para tener en cuenta a la hora de situarnos ante cualquier grupo humano. Hay dichos y frases, tanto de los actores como de la propia Erin Gruwell (nacida en Estados Unidos en 1969), que nos ejemplifican cuál es la manera de lograr una respuesta educativa partiendo del educando y no sólo desde los programas educativos. Y más aún cuando comúnmente, estos programas han sido diseñados para atender a las necesidades de otro tiempo en el que las sociedades respondían a unos parámetros que ya no existen. Siempre el ponerse en el lugar del otro, la empatía será una buena herramienta para tener en cuenta, como así también el coraje de jugarse por lo que se estima como un bien para unas personas particulares en circunstancias particulares.

---------------------------------

10 comentarios:

  1. Gustavo Hernandez, de Santa Rosa, en La Pampa6 de diciembre de 2008, 16:19

    Concuerdo con Miguel.
    Yo la vi y me pareció fuera de serie, realmente "real"

    ResponderEliminar
  2. Susana Gareca (Salta)6 de diciembre de 2008, 18:14

    Hoy voy a ver la película. Dicen que es hermosa y que me va a venir muy bien para las cátedras que enseño
    Feliz fin de semana, Miguelito

    ResponderEliminar
  3. Miguel, esta peli la verdad es fuera de serie como dice Gustavo. Es muy loco ver lo que puede generarse a partir de la escucha y de la posibilidad de darle, a estos otros que nos constituyen, la palabra. al igual que Erin este año yo aprendí de mis alumnos como nos podemos emancipar aún siendo niños. Nueva recomendación: "Todo comienza hoy". Te cuento que no he podido verla porque no está en los videos de Paraná pero muero por conmoverme con ella. Todo lo que digo es por lo poquito que me han contado de la peli. Si alguien de los seguidores del blog la vio me gustaría que me cuente lo que les pareció.

    ResponderEliminar
  4. Excelente película, yo la ví. Una película para que la vean todos los docentes. Cuando a nuestro trabajo lo hacemos con convicción y compromiso, se pueden revertir muchas situaciones adversas.
    Qué buena idea Miguel está de recomendar películas que nos ayuden a reflexionar y ver otros mundos posibles.
    Marta

    ResponderEliminar
  5. Muy buena pelicula En mi opinión personal ya que la película fue basada en un hecho real, ya que hay que tener en cuenta que quizás nos pueda tocar un grupo como este, como futuros educadores y evaluadores debemos estar preparados para algo como esto.

    ResponderEliminar
  6. me gusto mucho, ya que es muy real y esta tan bien pensada que es casi imposible no identificarte y conmoverte con los personajes. Fue esta pelicula,la que utilice para mi tesis en pedagogia. suerte

    ResponderEliminar
  7. esta pelicula me dejo impactada, por todo lo visto, todo lo que sufrieron, para llegara donde ellos estan , creanme mis respetos para esas personas.

    ResponderEliminar
  8. muuy,pero muy muy linda la peli,yo la vi en el cole ii es preciosa,mi salon es muy discriminador aveces entre nosotros,los varones se pelean ii empiezan un monton de discuciones,alejamientos entre compañeros ii demas!con esta pelicula pudimos entender que con la violencia no llegamos a ninguna lado xq sabemos que los profesores o directivos nos van a ayudar en todo lo que puedan!

    ResponderEliminar
  9. esta pelicula esta muy padre e importante

    ResponderEliminar
  10. quisiera saber que método pedagógico o que teorías lleva acabo la maestra y en que contexto sociocultural se encuentra

    ResponderEliminar