NOTICIAS y AVISO SOBRE CONSULTAS

CONSULTAS: POR FAVOR, NO DEJARLAS AL PIE DE LOS ARTÍCULOS COMO "COMENTARIOS", SINO REMITIRLAS DIRECTAMENTE A miguelricci2003@gmail.com - Y PODRÁN SER RESPONDIDAS CON EL DETALLE QUE SEA NECESARIO Y LA RESERVA ACONSEJABLE - MUCHAS GRACIAS.

viernes, 26 de septiembre de 2008

GUÍA PARA OBSERVACIÓN DE CLASES / Pror. Miguel A. Ricci (Argentina)

Una parte importante de las responsabilidades de los directivos y asesores escolares radica en la necesaria toma de conciencia del desarrollo de las actividades pedagógicas en la institución.

Dicha toma de conciencia
NO PUEDE NI DEBE limitarse a un casi burocrático control de las planificaciones, ni puede ceñirse a las anacrónicas "carpetas didácticas" o "planes diarios de trabajo" (a estas dos modalidades nos referiremos en otro artículo en este mismo blog), sino que la real visión de lo que sucede en las aulas sólo puede lograrse... ¡estando en las aulas!, aunque, como es lógico, esto se dé sólo periódicamente (pero de modo CONSTANTE).

En innumerables oportunidades y escuelas - bien por decisión o acuerdo institucional, bien por disposición de "autoridades superiores de conducción" - se ha intentado sistematizar en forma de "grilla" o algo semejante un conjunto de puntos a considerar, definiendo si los mismos se lograban de manera satisfactoria, poco satisfactoria o no se lograban (tipo escala:
excelente - muy bueno - bueno - regular - deficiente).

Con ello se tradujo y al mismo tiempo se implantó (como parte del
"curriculum oculto") una visión de la dinámica de clases absolutamente estructurada, que no permite demasiados matices a la hora de la evaluación de las mismas, aunque pretendidamente resultaba "objetiva".

Y como consecuencia de ello, se redujo la relación de directivos a docentes a una práctica de evaluación incompleta, ya que, justamente, lo que caracteriza a la dinámica entre maestros (o profesores) y alumnos, no es sólo la "presencia" y "calidad" de ciertos indicadores presuntamente objetivos, sino también los "matices" que, como queda dicho, tales instrumentos de observación no alcanzan a contemplar.

Les propongo a continuación una guía dinámica para la observación de clases, con indicadores cuyas apreciaciones apuntan a ser entendidas en forma
acentuadamente cualitativa.

El "listado" que se presenta
NO ES una suerte de "cuestionario" para que el observador vaya respondiendo, sino que ES solamente una ORIENTACIÓN sobre los aspectos centrales a considerar en la práctica pedagógica.

NO ES tampoco un detalle exhaustivo de "lo que hay que mirar".

Aspira, por el contrario, a poder ser
utilizado de modo tal que a poco de andar por este camino, quien sea que fuere el observador, pueda independizarse de ese "listado" porque, sin duda, haya logrado CAMBIAR SU MIRADA SOBRE LA REALIDAD DE "LA CLASE"...

...y de ese modo enriquecer y hacer más justa y precisa la evaluación del accionar del docente y de los alumnos, interpretar dinámicamente (y revisar, si es del caso) las propuestas de la planificación, y promover el acercamiento y
el trabajo conjunto (REAL y no simplemente "declarado") entre directivos y docentes, potenciando y fortaleciendo el rol de asesor natural y la función de acompañamiento y orientación que les cabe a los primeros con respecto a los segundos. Los dos ítems finales que se proponen en la guía apuntan, justamente, a esto último.

Miguel Ángel Ricci - septiembre de 2008



ORIENTACIONES PARA LA
"OBSERVACIÓN DE CLASES"

¿Qué matiz o matices presenta la relación interpersonal docente / alumnos? (cordialidad – distancia – autoritarismo – “de igual a igual” – hay escucha recíproca o no...)

¿Qué tipo de organización se le da a la actividad? (en el aula o en donde sea):

  • • Conducción exclusiva del docente
  • • Alternativa para iniciativas del alumno
  • • ¿Se estimula? ¿en qué proporción aproximadamente?
  • • ¿Se dirige? ¿en qué proporción aproximadamente?
  • • ¿Se orienta? ¿en qué proporción aproximadamente?
¿En qué medida (no cuantificada) se trabaja sobre:
  • + lo conceptual?
  • + lo actitudinal?
  • + o procedimental?
El docente...
  • ¿expone?
  • ¿explicita?
  • ¿discute?
  • ¿promueve el debate?
  • ¿motiva, estimula?
  • ¿es el único eje o protagonista privilegiado de la clase?
¿El discurso pedagógico es excluyente, o hay lugar para el desarrollo y la presentación del pensamiento y el criterio del alumno?


¿El discurso pedagógico es “lineal”, o hay espacio para divergencias razonables?


Las divergencias, dudas o derivaciones que se presentan:
  • • ¿son aprovechadas por el docente?
  • • ¿se usan como refuerzo positivo del trabajo?
  • • ¿son experimentadas por el docente como algo fuera de lugar, incómodo o improductivo?
  • • ¿son estimuladas como elementos valiosos?
  • • ¿son restringidas al máximo como elementos de distorsión?
¿Cómo es la relación de los alumnos entre sí?


¿Cómo se podría caracterizar el “ambiente general” de la clase?



¿Existe interés de los alumnos por la temática? Cualquiera sea la situación, ¿a qué se debería?



¿Se estimula el trabajo cooperativo?



¿Se prioriza el trabajo individual?



Si existe la necesidad de realizar rectificaciones o correcciones relacionadas con algún aspecto de la actividad de los alumnos: ¿cómo se concretan?



Ídem anterior, pero en relación con la propia actividad del docente (auto-rectificación)



El docente ¿establece conexiones entre las temáticas de la asignatura y la realidad? ¿y entre su asignatura y otras asignaturas?

  • • Las establece sólo presentándolas él mismo
  • • Ayuda a que los alumnos las descubran
  • • No las establece aún cuando es posible
¿Qué es “lo mejor” de la clase?


¿Qué es “lo más original” de la clase?



¿Qué es “lo más flojo” de la clase?



(Para el observador) Puesto en el lugar del docente ¿qué hubieras hecho de otra manera? ¿por qué? ¿cómo lo hubieras hecho?



(Para el observador) Una impresión personal....



14 comentarios:

  1. Felisa Brown (Pehuajó)29 de septiembre de 2008, 11:05

    Realmente los docentes nos sentiríamos menos perseguidos si se aplicara un esquema como éste. Pero ¿quién los convence a los directivos, que siempre necesitan el "permiso de arriba" para poder hacer modificaciones en lo que nadie sabe muy bien quién estableció? Gracias por el blog y las oportunidades de re-pensar las cosas con una mirada optimista.

    ResponderEliminar
  2. Buenas... De verdad me parece un instrumento de observación muy práctico e ingenioso... Aparte representa una gran oportunidad para evaluar diariamente nuestro quehacer educativo en función de mejorar aquellos elementos o situaciones que no están generando dentro del aula ningún beneficio colectivo... Gracias..

    ResponderEliminar
  3. Excelente Profesor, siempre se encuentran post muy interesantes en su blog!! Tengo, además del blog, una red social y en ella un grupo: Practicantes y residentes", y le comento que coloqué la guía para la observación de clases, obviamente citando la fuente. Gracias por sus aportes!! Amalia

    ResponderEliminar
  4. excelente me ayudó mucho en mi investigación

    ResponderEliminar
  5. María F. Sallenave. Chascomús19 de septiembre de 2010, 20:40

    Prof Ricci! Un placer volver a saber de usted! Hace muuuuuuuuchos años, nos inició a docentes de la Escuela Normal de Chascomús en el camino de la psicogénesis de la lectoescritura. Junto con mis saludos, mi agradecimiento, que no sé si en su momento habrá sido el merecido.

    ResponderEliminar
  6. ¡Caramba con la memoria de unas y otros!
    Gracias por tu cálido recuerdo, María, que ha de remontarnos - y lo voy a confesar - exactamente AL AÑO 1988, es decir, 22 años atrás.
    Para mí fue una experiencia fuerte e importante, con todos los "temas y temas" que - también has de recordar - se presentaron en el ámbito institucional, pero todo vivido en un ámbito que fue un "hervidero" y que hoy, a la luz del tiempo transcurrido, genera hermosos ecos profesionales y afectivos.
    No cabe el agradecimiento, mi querida colega, o, de lo contrario, debería ser recíproco, y acrecentado de mi parte por esta tu presencia hoy aquí.
    Con toda mi simpatía y cordialidad - espero algún mail personal a través de; miguelricci2003@gmail.com, para seguir desovillando cosas importantes...
    Miguel

    ResponderEliminar
  7. Profesor, muchas gracias. Me sirvió mucho su enfoque para poder reflexionar la práctica y la autoevaluación desde un ángulo más realista.

    Gabriel

    ResponderEliminar
  8. excelente profesor, esta guía de observación es un excelente instrumento de recogida de datos de corte cualitativo. muchas gracias

    ResponderEliminar
  9. Apoya al trabajo que se realiza en las escuelas

    ResponderEliminar
  10. Excelente aportación, apoya a nuestro trabajo

    ResponderEliminar
  11. hola profesor, no lo conozco, pero logré apreciarlo por los comentarios de los que lo conocen y tambien por su articulo muy interesante y de gran ayuda. yo soy vice directora de una escuela de jovenes y adultos, me gustaría más orientación y ayuda en mi quehacer cotidiano, ya que soy nueva en éste cargo. desde ya muy agradecida por su átención.- felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mirian! - Gracias por tus comentarios y tu confianza! Te sugiero que "hagas caso" del aviso que figura al comienzo de la página, a saber:
      CONSULTAS: POR FAVOR, NO DEJARLAS AL PIE DE LOS ARTÍCULOS COMO "COMENTARIOS", SINO REMITIRLAS DIRECTAMENTE A miguelricci2003@gmail.com - Y PODRÁN SER RESPONDIDAS CON EL DETALLE QUE SEA NECESARIO Y LA RESERVA ACONSEJABLE - MUCHAS GRACIAS
      De esta manera podré responderte por mail atendiendo a cada una de los temas que desees-
      Atte.
      Miguel A. Ricci

      Eliminar